Año 11, número 5
Heroica Puebla de Zaragoza, mayo 2008

El movimiento
estudiantil del 68

Edgar González Ruiz *

 
A

cuatro décadas del movimiento estudiantil de 1968, se siguen ignorando los aspectos más turbios de su represión, a pesar de que se ha escrito y discutido mucho sobre los hechos conocidos.

En 1998, haciendo alusión a los treinta años del movimiento, Tiempo Universitario publicó la Cronología de movimientos estudiantiles en Puebla y la ciudad de México, de Edgar Gómez Bonilla, donde se mencionan los principales acontecimientos del 68 y se analiza el contexto político y universitario en que tuvieron lugar.1

En el presente trabajo se exponen otros datos y documentos, inéditos o poco conocidos, sobre la represión del movimiento estudiantil, que se mantuvieron ocultos durante décadas, entre otras razones porque no estaban disponibles acervos como los de la extinta Dirección Federal de Seguridad (dfs), de Investigaciones Políticas y Sociales y de la Secretaría de la Defensa Nacional (sedena), hoy parcialmente desclasificados y a cargo del Archivo General de la Nación (agn), además de que los protagonistas y cómplices de la represión negaron o distorsionaron los datos referentes a su participación.

Desde hace tiempo, muchas hemerotecas carecen de la mayoría de las ediciones de revistas y periódicos correspondientes a los primeros días de octubre de 1968, y lo mismo sucede con fechas como el 10 de junio de 1971, en lo que constituye una mutilación cuyas razones políticas siempre han sido evidentes, pero que a la vez se llevó a cabo sigilosamente, como un alevoso asesinato de la memoria colectiva.

Más aún, en los archivos de la dfs, organizados mediante fichas sintéticas acerca de grupos y personajes de importancia política, desde los expresidentes Gustavo Díaz Ordaz2 (gdo) y Luis Echeverría Álvarez3 (lea), hasta los funcionarios y mandos militares se omiten en muchos casos los datos correspondientes a los meses más cruentos de la represión. 4

Por otra parte, el curso mismo de los asuntos humanos, a lo largo de décadas, va destruyendo mitos, despejando incógnitas, y mostrando relaciones y tendencias políticas que en su momento estaban veladas por la siempre presente propaganda oficialista y por los prejuicios políticos y modas ideológicas propias de la época que se estaba viviendo.

Actualmente es claro que el movimiento estudiantil no representaba, como en aquél entonces se proclamó desde el poder, una inminente “amenaza comunista” contra la estabilidad del país; que su represión estaba prevista y fue operada con eficacia en el contexto turbulento de la competencia por la sucesión presidencial que se daría dos años después, y que fuerzas derechistas promotoras de la represión, encarnadas en personajes y grupos bien identificados, han seguido vivas, al grado de que sus herederos detentan hoy el poder.

El militarismo, la guerra fría y la guerra sucia

En 1968, lo mismo que en México, hubo movimientos estudiantiles en Estados Unidos, Japón, Francia, Alemania, Italia, España, Argentina, Bolivia, Brasil, Perú, Uruguay y en Turquía.

Tenían lugar en un mundo bipolar, enfrentado por la guerra fría, en el seno de una juventud identificada con ideas de progreso y libertad, en una época en que la existencia del bloque socialista estimulaba en los países capitalistas una rebeldía juvenil que era contraria al conservadurismo y al espíritu militarista de las cruzadas anticomunistas iniciadas con la posguerra.

En julio de 1968, apenas unos días antes del movimiento estudiantil, la opinión pública mexicana comentaba la decisión del gobierno de otorgar la ciudadanía a los 18 años, que fue uno de los tópicos de la propaganda oficialista de la época, pues permitía alegar, a la vez, que gdo estaba consciente de la situación mundial que apuntaba hacia las necesidades de la juventud, y que para esa medida contaba con un apoyo generalizado, que lo mismo incluía a grupos católicos que a logias masónicas.

 

En contraste con esa actitud aparentemente benévola hacia los jóvenes, el gobierno de gdo había sido implacablemente represivo con las universidades públicas y movimientos estudiantiles, como se había demostrado en 1966 en Morelia, y en 1967, en Sonora, lo mismo que en Chihuahua, Yucatán, Durango, Guerrero, Tabasco, Nuevo León y Ciudad Juárez. El gobierno de México, especialmente en el periodo de Gustavo Díaz Ordaz (1964-70), se había subordinado a las consignas dictadas por Estados Unidos, si bien sostuvo su decisión de seguir teniendo relaciones con Cuba y con los demás países del bloque socialista.

Díaz Ordaz encabezó esa cruzada anticomunista con su estilo autoritario, proclive a la sangrienta represión militar y al linchamiento mediático de sus opositores. Valiéndose de conflictos estudiantiles, el gobierno defenestró a figuras consideradas por la derecha como “procomunistas”, como Ignacio Chávez, rector de la unam; y Eli de Gortari, de la Universidad Nicolaíta, en 1966 y 1967, respectivamente.

Las fuerzas policiacas y los grandes medios de comunicación, así como los empresarios y el propio Díaz Ordaz estimularon a lo largo del sexenio una campaña feroz contra esa ideología, pero una visión muy diferente se expresaba en documentos confidenciales del ejército mexicano, que buscaban exponer una visión realista de los hechos, para definir escenarios y tomar decisiones.

Un informe secreto de la Subsección de Inteligencia del Estado Mayor Presidencial, fechado el 15 de febrero de 19655, avizoraba como principal riesgo para la soberanía de México la amenaza de una intervención estadounidense, o de una desestabilización provocada por ese país.

El documento finalizaba planteando el siguiente dilema, sobre la base de que en caso de que tuviera mayores conflictos con Cuba o con la urss, Estados Unidos trataría de obtener mayor “colaboración” de parte del gobierno mexicano, que podría ir desde la incondicional hasta la condicionada, o incluso a una peligrosa negativa.

De hecho, las presiones para que México rompiera relaciones con Cuba, tomaban la forma de atentados terroristas organizados por grupos del exilio cubano en alianza con personajes de la extrema derecha mexicana.6

 

Hoy se ha olvidado que los días en que se inició el movimiento estudiantil estuvieron marcados por atentados contra oficinas mexicanas en Estados Unidos, en protesta por la neutralidad de México hacia Cuba.7

Señalaba el mencionado documento secreto del ejército que “En caso de ser obligados a una colaboración, la tarea que como mínimo tendrían que ejecutar nuestras fuerzas armadas, sería asegurar la defensa del norte de nuestro país, con lo cual se protegería la frontera sur de los Estados Unidos, pues en caso contrario, se corre el riesgo de que nuestro territorio sea ocupado por tropas extranjeras y consecuentemente el surgimiento de subversión interior sería fomentada por el agresor”.

“Al no colaborar, podría surgir un problema indirecto con los eua, y se presentaría en forma muy variable, ya sea como una intervención armada, un conflicto con Guatemala o bien, una subversión para cambiar nuestro régimen”.

Es decir: “De surgir la posibilidad de que Estados Unidos nos quisiera imponer la ruptura de relaciones con Cuba y ante la negativa de nuestro Gobierno, se considera que nos podrían crear problemas internacionales con Guatemala, auxiliándola para revivir el asunto de Chiapas o para intensificar sus actividades hacia sus pretensiones sobre el territorio de Belice; o bien, auspiciando un movimiento derechista clerical para obligar al actual gobierno mexicano, a cambiar su línea de conducta”.

El informe subrayaba como particularmente riesgoso que eu tuviera pretextos para decir que México no estaba en condiciones de garantizar su propia seguridad y la de sus fronteras: “…Las preocupaciones defensivas que tienen los estadounidenses por el Sur y la falta de confianza en la preparación militar en nuestro país, puede orillarlos a violar nuestra soberanía sobre nuestro territorio, mares o espacio aéreo”.

En contraste con la delirante propaganda anticomunista de la época, las consideraciones anteriores eran plausibles pues se inspiraban en evidencias históricas, como la constante injerencia de Estados Unidos en México y en el resto del mundo, y el análisis de los puntos vulnerables de nuestro país.

Son drásticas las implicaciones de esa discrepancia entre la fantasía auspiciada por el gobierno de gdo, de que un grupo de estudiantes, asesorados por “agitadores profesionales” pretendía tomar el poder, y la visión confidencial de los militares, que, acorde con el sentido común, preveía la injerencia de Estados Unidos como el principal riesgo para México, e identificaba a la derecha católica como la fuerza más peligrosa para la estabilidad de las instituciones de la época.

La represión de 1968 tuvo como antecedente el engaño deliberado del gobierno, consciente de la verdadera situación histórica e internacional, hacia la sociedad, a la que se le vendía el cuento de la “amenaza comunista”.

 

Los hechos corrigieron las expectativas militares sólo en cuanto a la forma en que se dio la subordinación de México en la lucha anticomunista de eu, pues Díaz Ordaz colaboró de manera por demás decidida y radical, además de que su sexenio fue uno de los de mayor afinidad con la derecha confesional y con el sector empresarial, al grado de que gdo fue aclamado por grupos extremistas como el muro (Movimiento Universitario de Renovadora Orientación) y por personajes con una larga trayectoria conservadora, como René Capistrán Garza8, quien llevaba más de 50 años dedicado a esa causa, pues participó en la guerra cristera, y diez años antes, en 1917, en las protestas clericales contra la Constitución promulgada ese año9; a su vez, empresarios como Juan Sánchez Navarro, también con una vida de militancia confesional, influían sobre Díaz Ordaz para inducirlo a la represión anticomunista.10

Rompiendo la tradicional desconfianza y hasta hostilidad de la jerarquía hacia los gobiernos priístas, a los que concebía como laicistas y “ateos”, obispos como José Garibi Rivera, de Guadalajara, prodigaban sus atenciones hacia gdo. 11

Otro factor que alteró esas previsiones fue la dinámica de la rebeldía estudiantil como fenómeno internacional, así como la ferocidad de la lucha palaciega por la candidatura presidencial para las elecciones de 1970. 12

Formalmente, el gobierno de Díaz Ordaz no rompió con Cuba, ni con la urss, pero las actitudes de la prensa en torno a esas naciones y los reportes de la policía política manifestaban su hostilidad hacia ellos. 13

Nika Satter Seeger, jovencita neoyor-kina, acusada de ser "un peligro para México" (La Prensa, 28 de julio de 1968).

Desde el inicio del movimiento, la dfs, llevó a cabo una gigantesca labor de acopio de información para su propio uso, pero a la vez, fabricó versiones fantasiosas para consumo popular a través de los medios de comunicación, que hablaban de extranjeros “subversivos” que eran “un peligro para México”, categoría en la que ubicaban incluso a personas como la joven neoyorkina Nika Satter Seeger, aprehendida con motivo de la manifestación del 26 de julio, que derivó en enfrentamientos callejeros. 14

Con gran ostentación, la policía confiscó o destruyó libros, tanto de corte político como académico e incluso de promoción cultural, por considerarlos “propaganda comunista”, sea por estar en el local del Partido Comunista, que fue allanado por las fuerzas del orden, o simplemente por haber sido impresos en la urss o en China. 15

La barbarie de esos hechos, basados en la ignorancia y en el fanatismo, pasó desapercibida para una opinión pública en la que se había despertado el odio anticomunista, que se intentaba canalizar en apoyo al gobierno de Díaz Ordaz.

La irracionalidad de la guerra sucia contra el “comunismo” llevó a la policía a detener a niños, de 10 o de 11 años, en calidad de “cómplices” de los “agitadores comunistas”. 16

En contraste, el gobierno de Díaz Ordaz glorificó el papel del ejército, al que se suponía inmerso en la “lucha contra la subversión” que, se alegaba, quería sabotear el protagonismo de México como anfitrión de las Olimpíadas.

Como premio por su labor sangrienta en la noche de Tlatelolco, varios militares, del 14 Batallón de Infantería y del 19 Regimiento de Infantería, presumiblemente exintegrantes del Batallón Olimpia, recibieron ascensos. 17

El ejército, que salió a las calles para apoyar al gobierno de gdo, masacrando a la población18, sería recompensado con un aumento de sueldo del 20 por ciento a partir del primero de enero de 1969.19

Desde luego, la represión se sustentó también en la labor de policías de turbia trayectoria y de jueces de consigna que se prestaron a castigar arbitrariamente a los disidentes.

Un niño de 11 años, detenido como "agitador comunista" (La Prensa, 30 de julio de 1968).

Entre los primeros, el personaje más notorio fue el jefe de la policía preventiva del df, Luis Cueto Ramírez 20, quien capitalizó el odio popular por la brutalidad de los “granaderos” a sus órdenes, y que desde el principio responsabilizó de la violencia a los “agitadores de filiación comunista”. 21

Entre los segundos se contó a el juez primero de distrito Eduardo Ferrer Mc Gregor 22, quien puede considerarse entre los principales operadores de la represión judicial contra los estudiantes de izquierda.

Además, el gobierno recurrió a provocadores y espías para perjudicar al movimiento estudiantil. Políticos y dependencias oficiales recurrieron a esos personajes para justificar la acción de la policía y del ejército.

A cambio, les proporcionaron dinero, empleos, apoyos políticos e impunidad ante delitos cometidos.

A la fecha, se discute todavía si determinadas personas, en particular, fueron espías o provocadores. 23

Derecha y represión

Empresarios poderosos, dirigentes e ideólogos de grupos conservadores católicos, fueron los partidarios más entusiastas de la represión sangrienta contra el movimiento estudiantil.

Entre esos ideólogos se contaba Salvador Abascal Infante 24, dirigente histórico de la uns (Unión Nacional Sinarquista) en los años 40, y quien mediante su editorial Tradición, a partir de los 70, y antes, en la editorial Jus, de Gómez Morín, de la que fue gerente, ejerció una influencia que no fue muy visible, pero sí muy importante, pues se magnificó con la llegada de la derecha al poder, al grado de que en 2005 era Secretario de Gobernación, y por lo tanto disponía a su arbitrio de acervos confidenciales, como los del Cisen, donde hay información sobre las actividades políticas de los Abascal.

Durante el sexenio foxista, se creó la Fiscalía Especial para los Movimientos Sociales y Políticos del Pasado (femospp), con el pretexto de hacer justicia en contra de quienes cometieron excesos de poder durante la guerra sucia contra la izquierda, en los sexenios de Luis Echeverría y de José López Portillo.

 

Pero el sentido real del proyecto, desde la perspectiva histórica de la derecha católica, era condenar a esos expresidentes, a quienes siempre había satanizado, no por la represión contra la izquierda, exigida por los grupos derechistas, sino porque en su tiempo afectaron intereses empresariales, fomentaron la planificación familiar, promovieron las relaciones con los países del Tercer Mundo, etc.

Aunque podría parecer increíble, las implicaciones de la llegada de la derecha al poder, pasaron inadvertidas para los antiguos luchadores sociales, y para gran parte de la sociedad mexicana. El hecho es que la femospp, dependiente de la pgr, no recibió el apoyo que requería, en parte porque sus investigaciones históricas no iban en el sentido que la derecha esperaba, de condenar como únicos culpables a Luis Echeverría Álvarez (lea) y a José López Portillo (jlp).

Por el contrario, las pesquisas en archivos policiacos, antes confidenciales, arrojaban una gran responsabilidad de los hechos al ejército, contrariamente a los proyectos derechistas globales de fomentar la militarización de las sociedades alegando la “lucha contra el crimen organizado”.

La necesidad de la derecha en el poder, de tener el apoyo de las fuerzas armadas para controlar la situación del país en la explosiva sucesión del 2006, hacía impensable emprender acciones que pusieran en duda la honorabilidad de altos mandos militares de los años 60 y 70, pues cuestionaría la trayectoria de la propia institución.25

En el caso de las investigaciones sobre el 68, uno de los obstáculos que enfrentó la femospp fue la dificultad para obtener información sobre el sector derechista por parte de una dependencia que estaba totalmente en manos de sus herederos.

Luis Cueto Ramírez (derecha) declara que los desórdenes fueron provocados por "agitadores de filiación comunista" (La Prensa, 27 de julio de 1968).

En efecto, en 2005 y 2006, Carlos Abascal Carranza, hijo de Salvador Abascal Infante, como titular de la Secretaría de Gobernación (segob) tenía el control de acervos antes clasificados de la dfs, de ips (Investigaciones Políticas y Sociales) y de la sedena, ubicados en el agn, también dependiente de la segob.

En su libro La revolución mundial. De Herodes a Bush,26 (Tradición, México, 1992), Abascal Infante afirmó: “El 2 de octubre en la Plaza de las Tres Culturas, en Tlaltelolco, la guerrilla comunista lanzó una luz de bengala, como señal convenida, y sus tiradores, posesionados de varios edificios, abrieron el fuego contra las tropas. El primero en caer herido fue el General Hernández Toledo. El tiroteo se generalizó. Eran las 6:40 de la tarde. Con graves pérdidas propias dominó el Ejército la situación, no antes de las 3 de la madrugada del día 3. Cayó también gente del pueblo, se dice que aun mujeres y niños, llevados allí a propósito por la guerrilla comunista. El saldo fue de 28 muertos y 200 heridos, incluyendo a Toledo, dos oficiales y muchos soldados...”.

“Todo aquel movimiento fue fruto de la escuela cardenista. Insuficientes habían sido las aisladas medidas que en contra de el cardenismo había tomado Díaz Ordaz meses antes, como la destitución del comunista director del Fondo de Cultura Económica, extranjero, poniendo en su lugar a Salvador Azuela, que se encuentra no sólo con una montaña de libros marxistas, sino también con muchos contratos ya firmados que lo obligan a seguir editando más libros marxistas: como el derrocamiento del Doctor Chávez de la Rectoría de la Universidad Nacional, para lo cual se valió del muro, organización estudiantil de derecha, que no tendrá ya ningún otro triunfo por ser demasiado minoritaria”.

“Julio Scherer —Schererstein— director de Excélsior, justificaba todo lo ocurrido atribuyéndolo al “ardor y la pasión juvenil” y echaba toda la culpa sobre Díaz Ordaz y el ejército, que en esa ocasión mereció la simpatía del pueblo”. 27

Carlos Abascal ayudaba a su padre en sus proyectos editoriales, y a década y media de la publicación de esos juicios, Abascal hijo tenía el control de la información confidencial sobre esos hechos.
Es público que personajes y grupos encumbrados de la derecha, siguen sustentado concepciones que en su tiempo justificaron la represión contra el movimiento estudiantil.

Gustavo Díaz Ordaz y Lyndon B. Johnson (La Prensa, 26 de julio de 1968)

Por ejemplo, el hoy gobernador de Jalisco, y exalcalde de Guadalajara, Emilio González Márquez, mandó publicar textos de historia de esa ciudad donde se hacía apología del catolicismo y se satanizaba a personajes como Echeverría.

El 22 de septiembre de 2005, diputados locales y regidores de oposición demandaron al presidente municipal de Guadalajara, el panista Emilio González Márquez, que retirara de la circulación los 40 mil ejemplares de un libro de historia y geografía financiado por el ayuntamiento, donde se hacía una apología de la religión católica, de la iglesia, de los cristeros y de personajes del Partido Acción Nacional (pan), además de que promovió la imagen del propio alcalde, mientras que se califica al ex presidente Luis Echeverría Alvarez, como “populista, devaluador de la moneda, fomentador de la violencia callejera, de la pobreza, el desempleo, el desorden público y privado y el crimen organizado”. 28

El Movimiento Universitario de Renovadora Orientación, fundado en 1961, y el Frente Universitario Anticomunista (fua), creado en Puebla, en 1954, eran, en 1968, la punta de lanza de la extrema derecha contra el movimiento estudiantil.

A partir de los 70, comenzaron a surgir grupos como provida, ancifem, el dhiac y otros, vinculados, al igual que muro y fua, a la organización secreta del Yunque, con dirigentes que tienen una larga trayectoria en ese sector y que en algunos casos ocupan hoy en día cargos importantes en los gobiernos controlados por Acción Nacional.

Otras organizaciones, hoy más influyentes por el carácter derechista del gobierno federal, eran mucho más antiguas, como los Caballeros de Colón, que datan de fines del siglo xix, y la Unión Nacional de Padres de Familia, creada en 1917, y que siguen siendo activos en la defensa de los intereses clericales y en la lucha contra la izquierda, por lo que su actitud en esa época fue reprobatoria de la rebeldía juvenil izquierdista.

La persistencia de ese tipo de grupos es uno de los hechos que caracterizan a la extrema derecha, lo mismo que sus relaciones con la jerarquía católica y con empresarios. Durante mucho tiempo se ignoró la existencia e influencia del Yunque, y de otros grupos que surgieron posteriormente, luego del conflicto de 1968. Uno de ellos, cuya existencia se mantuvo oculta durante casi cuarenta años, es el Movimiento Mexicanista de Integración Nacional (mmin), fundado por Luis Felipe Coello Macías 29 y Ramón Plata Moreno 30, el 7 de abril de 1970. 31

Luis Felipe Coello Macías fue el primer dirigente del muro, mientras que Ramón Plata lo fue del Yunque, creado en 1954.

 

El Movimiento Mexicanista de Integración Nacional estuvo activo en 2006, en pleno conflicto electoral. En julio de ese año, tuve oportunidad de recibir testimonios de estudiantes de la Universidad de Sonora, la Unison, que habían sido atraídos primero y luego reprimidos por el mmin. Uno de ellos señalaba que había sido “fichado” por ese Movimiento, que había observado en él capacidad intelectual e inquietudes personales. Ante su negativa a incorporarse a sus actividades respondieron “con odio hacia mi persona”, presionaron a su familia, y tuvo que abandonar un proyecto académico dentro de la unison, porque “descubrí que el programa había sido creado como proyecto de ese grupo. Al ver que no estaba de acuerdo con los ideales del grupo, me sacaron de la dirigencia del proyecto”, cuyos “verdaderos objetivos” eran “fichar más personas para meterlos en su secta”.

Le dijeron que el mencionado Movimiento Mexicanista tenía raíces desde el siglo xix, pero que formalmente se había creado en 1970, como efectivamente había registrado en aquél entonces la dfs.

Desde luego, otra estrategia derechista, que es tradicional pero que a la vez se usó como respuesta al movimiento de 1968, fue la creación o fortalecimiento de centros universitarios donde privara esa ideología y proporcionara cuadros políticos a ese sector.

Puebla en 1968

Puebla ocupó un lugar muy importante en la política nacional de aquella época, en primer lugar porque de la entidad provenía el entonces presidente Díaz Ordaz, quien había sido vicerrector de la uap, secretario de gobierno (de 1943 a 1946) y senador (de 1946 a 1952), antes de trabajar en Gobernación Federal, de la que fue titular en el periodo de su antecesor, Adolfo López Mateos.

En los años 50 y 60, gdo simpatizó con grupos conservadores, con personajes de la jerarquía y con organizaciones derechistas como la Unión Nacional Sinarquista. El 15 de abril de 1962, la revista Política lo acusaba de proteger a grupos derechistas, como la Unión Neoleonesa de Padres de Familia, el Comité Regional Anticomunista y el Frente Democrático Anticomunista, que en ese estado conspiraban contra la izquierda y contra el estado laico.

 

Preguntándose qué perseguía gdo con esa actitud, esa publicación señalaba proféticamente: “…La incógnita se despejaría si fuese cierto que Díaz Ordaz aspira a ser el sucesor del presidente López Mateos y anuncia, desde ahora, cuál sería su política desde el sillón de la primera magistratura del país”.

En Puebla, el movimiento estudiantil tuvo una dinámica propia que se inició a principios de ese año con la elección del nuevo Directorio Estudiantil Poblano (dep), encabezado por Guillermo Pérez Camacho, René Meza Cabrera32 y Willebaldo Montiel.

Al referirse al nacimiento del Directorio Estudiantil Poblano, Alfonso Yáñez Delgado menciona “ la animadversión de ese grupo, en contra de los estudiantes conocidos como "democráticos" que eran manejados por el Partido Comunista Mexicano”.33

Los conflictos dentro del estudiantado de la uap derivarían en el violento enfrentamiento, a raíz del proceso electoral del dep, que se suscita en las inmediaciones del edificio Carolino; tuvo un saldo de un estudiante muerto: Marco Aurelio Aparicio y diez heridos.34

El movimiento estudiantil de 1968 recibió la solidaridad de sectores de la uap, a la vez que fue combatido ferozmente por grupos derechistas como el muro (que tenía una filial en Puebla), el fua, empresarios y grupos confesionales, lo mismo que por la cadena periodística García Valseca, que fue objeto de protestas estudiantiles.

 

El 2 de octubre de 1968, cuatro alumnos pertenecientes al fua, que habían sido secuestrados el 30 de septiembre por grupos de izquierda y llevados al edificio Carolino, fueron liberados, pero sus captores habían registrado, previamente en una cinta, sus declaraciones, según las cuales José García Valseca era el principal promotor de las actividades del fua. 35

El anticomunismo del fua, muro y grupos similares los llevaba a coincidir con la visión estadounidense de la política internacional, mientras que sus raíces católicas los identificaban con la jerarquía y con el pan.

Personajes clave de la ultraderecha estudiantil como Luis Felipe Coello y Ramón Plata Moreno, mencionados ya como fundadores del muro y del Yunque, tenían ambos raíces en la derecha poblana. Aunque oriundo del df, el primero de ellos, estudió en los años 50 en el Colegio Benavente, donde Ramón Plata, que era poblano, estudió la Preparatoria para luego hacer estudios en la buap.

Pero más allá de esos antecedentes comunes, los grupos de la derecha en Puebla y en México mantenían estrechas relaciones, pues el Yunque, creado por Plata Moreno, brindaba su sustrato secreto al muro y al fua.

Esos personajes tenían amigos y promotores comunes, como el mencionado René Capistrán Garza, quien precisamente el 14 de septiembre, en la misma fecha del linchamiento de Canoa, suscribía el llamamiento de la Unión de Católicos Anticomunistas Mexicanos (ucam) para que los católicos lucharan contra la intervención política extranjera apoyando "patrióticamente" las decisiones que tomara el presidente Gustavo Díaz Ordaz.36

La fuerza de la reacción clerical contra el movimiento se hizo sentir el 14 de septiembre, cuando cinco excursionistas de la uap fueron linchados en San Miguel Canoa, por feligreses enardecidos por las prédicas anticomunistas del cura del lugar.

 

La represión del movimiento estudiantil en México, y especialmente en Puebla, no se puede entender sin recordar la acción de los jerarcas y grupos más conservadores del catolicismo, que combatían con saña la influencia marxista con consignas como “cristianismo sí, comunismo no”.

La alianza anticomunista del oficialismo y de los intereses transnacionales con el clero conservador favoreció, como ilustra el caso de Puebla, la injerencia de la Iglesia en asuntos políticos, en la medida en que se llevaba a cabo en apoyo al gobierno.

Cuatro décadas después, la derecha confesional gobierna el país, y ha gobernado la capital poblana, pero, paradójicamente, no ha podido acceder al gobierno de una entidad en la que históricamente esa corriente tuvo un gran arraigo.

En el contexto nacional, desde el 2000, y más propiamente desde 2006, han llegado al poder los herederos de quienes en los sesenta lucharon contra la izquierda y contra el estado laico.

 

"Tanto peca el que mata la vaca
como el que le agarra la pata"

Refrán Mexicano

Si bien es cierto que en el V Informe de Gobierno, el presidente de la Republica, Gustavo Díaz Ordaz, asumió la responsabilidad sobre los hechos sangrientos de 1968, también es cierto que funcionarios gubernamentales, legisladores, periodistas y el sector privado contribuyeron a la violencia institucional que tuvo, entre otros resultados, la matanza del 2 de octubre, después vendría el 10 de junio y más tarde la guerra sucia.

Luis Echeverría Álvarez, Secretario de Gobernación, 1964-1970 Rafael Hernández Ochoa, director general de Investigaciones
Políticas y Sociales
y Subsecretario de Gobernación 1958-1970
Fernando Gutierrez Barrios, director de Control de información
de la Dirección Federal de Seguridad 1964-1970
Alfonso Corona del Rosal, jefe del departamento del Distrito Federal 1966-1970
Marcelino García Barragán, Secretario de Defensa Nacional
1964-1970
Alfonso Martínez Domín-guez Presidente del Comite ejecutivo Nacional del PRI. Luis M. Farias Presidente y jefe del control político de la Cámara de Diputados, 1967-1970. Raúl Mendiolea Cerecero, Subjefe de la Policía preventiva
del Distrito Federal
General Luis Cueto Ramírez, jefe de la policía del Distrito Federal Licenciado Julio Sánchez Vargas,
procurador general de la República, 1967 a 1971.
Licenciado Gilberto Suárez Torres, procurador del Distrito
y Territorios Federales.
Ignacio Limón Maurer, dirigente nacional del panpan, mantenía
la misma posición del gobierno, aunque con diferentes matices.

 

 


* Edgar González Ruiz, colaborador del Archivo Histórico Universitario, que le publicó: Los otros cristeros y su presencia en Puebla; muro, memorias y testimonios 1961-2002, libros que se suman a: Los Abascal, conservadores a ultranza; La sexualidad prohibida; La última cruzada y otros. Por su trabajo, Los Negocios de la Guerra, fue objeto de distinción en el xiii Premio Latinoamericano de Periodismo.

1 Tiempo Universitario, año 1, no. 20, H. Puebla de Zaragoza a 22 de octubre de 1998.

2 En los archivos de la dfs, las tarjetas personales de Gustavo Díaz Ordaz (gdo) omiten detalles comprometedores sobre lo ocurrido el 2 de octubre y en otros episodios del movimiento, pero ofrecen una historia oculta de los hechos en lo referente a los conflictos dentro del gabinete y a circunstancias que ilustran sus temores por su propia seguridad, que suelen ir de la mano de las tendencias más autoritarias.
En las tarjetas sobre gdo, la dfs reunió copiosa información sobre los intentos reales o ficticios para asesinar al mandatario, y que incluyen el protagonizado por Carlos Castañeda de la Fuente, quien disparó contra el auto del secretario de la defensa, Marcelino García Barragán, “confundiéndole con el del señor presidente” (dfs 10-129-71; h 2 l 1). El 25 de mayo de 1966, el señor Hiram Miranda del Bosque, de la calle 13 poniente 1903-6, en Puebla, en carta fechada el 5 de mayo, dirigida a Ramón Díaz Ordaz, denunciaba un posible atentado contra gdo proporcionando como datos el de una persona a quien apodaban “el Mudo”, Alejo López Vázquez, procesado en la cárcel de Tijuana. (dfs 29-19-66, h133-l 1; g 149, l 1). El 2 de junio de 1966, de Durango, Dgo., le enviaron un anónimo al igual que al general Corona del Rosal. (dfs 44-19-66, h149, l 16). El 13 de junio de 1966, la dfs reportaba que tres días antes, en mítines relámpagos de “estudiantes rojos contra los eu y a favor de Cuba, gritaban muera el Presidente, muera el pelele Díaz Ordaz. Entre los gritones se identificó al estudiante de economía José Luis Vera (dfs 100-8-1-66, h 414, l 4). El 28 de marzo de 1967, durante la estancia de gdo en su casa de Cuernavaca, dos de sus ayudantes se dieron cuenta de que algunas personas trataban de introducirse a esa residencia, los que lograron huir, sin haber sido identificados. Pocos días después, se tuvo conocimiento de que la policía judicial del Estado, en las cercanías de la Casa Presidencial, había tenido un encuentro con dos pistoleros del estado de Guerrero, los que resultaron muertos, existiendo la sospecha de que estos individuos fueron los mismos que trataron de entrar a la citada casa. Se corrió la versión de que las personas que resultaron muertas, iban a atentar contra la vida del primer magistrado de la Nación y que antes de morir lo habían confesado” (dfs 10-2-67, hs 110-l3, l. 1). El 13 de julio de 1968, un sacerdote católico, en forma anónima, denuncia ante la pgdf que se planeaba un atentado contra la vida de gdo, por parte de Abelardo Echeverría, Maclovio Amador, Néstor Sánchez Hernández y el Ticho. De entre ellos, Sánchez Hernández tenía antecedentes terroristas, pues participó en el asesinato de León Trotsky (dfs 21-401-68; h 1 l1; 10-53- 968 h 22 l 1). El 23 de octubre de 1968, Martha Rasgadas dijo que con su marido y con algunos estudiantes trataban de secuestrar a uno de los hijos del presidente para canjearlo por todos sus compañeros presos (dfs 44-10-968; h 57 l 7). El 24 de enero de 1969, los empleados del Tribunal de Menores y estudiantes de Psicología, Mercedes Torres Lucero, María Bonnetti Rojas, Aurelia Rodarte Rueda, Enriqueta López Ruiz, Guadalupe Ruiz Oviedo, Araceli Quiroz del Castillo y Concepción Velazco son simpatizantes del movimiento estudiantil y han expresado la necesidad de asesinar al señor presidente de la República para poder triunfar (dfs 11-4-69). El 25 de septiembre de 1969, informaba la dfs que el Partido Obrero Revolucionario de los Trabajadores (port), bajo la dirección de Manuel Aguilar Mora, planea secuestrar al nieto de este funcionario para presionarlo a que deje en libertad a los 18 presos trotskistas. Ya han tratado de establecer contacto con una de las sirvientas del señor Salim Nasta, para poner en marcha su plan (dfs 11-8-69; h1- l7; dfs 29-19-69, h 1 l 2). El 12 de mayo de 1970, la dependencia informaba que quien filtró esa versión fue el jefe de los Servicios Especiales de Oficialía Mayor de la Secretaría de Salubridad, Francisco Quezada Arellano, “elemento conocido en el medio policíaco” y que pertenece a un pequeño grupo encabezado por José Ordiozola Puebla, que desde hace años se han caracterizado por enviar información de poca seriedad a diversas policías e incluso a altos funcionarios del gobierno, y que desde hace tiempo trabaja para la embajada norteamericana (fbi).

3 Se afirma en sus tarjetas personales que el día 18 de diciembre de 1964 por la tarde o el 19 por la mañana, el gobernador Dr. Abarca Alarcón pedirá instrucciones a Luis Echeverría Álvarez (lea), secretario de Gobernación, sobre si se detiene o no a Genaro Vázquez Rojas, por existir orden de aprehensión en su contra, ya que circulaban rumores de que “dicho elemento” se encuentra en la entidad, al parecer en Tierra Caliente, o si el licenciado Echeverría Alvarez considera pertinente que la policía judicial federal sea la encargada de tal detención, para evitar ataques a la administración estatal . (dfs 100-10-1-964, h 30, l 18). El 27 de julio de 1966 habló con el entonces subsecretario del Patrimonio Nacional, Rodolfo González Guevara, para que ningún funcionario atendiera a la comisión de estudiantes de Durango, encabezada por Emiliano Hernández Camargo (dfs 100-8-1-66, h 119, l 6). El 14 de agosto de 1967, Rafael Estrada Villa denunciaría, en declaraciones periodísticas en la pgr, que lea había establecido una alianza con Lombardo Toledano en virtud de la cual el primero reprimía a los adversarios de Lombardo, pero a cambio le proporcionaría los votos del Partido Popular Socialista (pps) en su futura carrera a la presidencia. (dfs. 11-176-67 h 223 l 2). El año anterior, el 19 de septiembre de 1966, Rafael Estrada Villa, en un artículo de Política había afirmado que el embajador estadounidense Fulton Freeman y Lombardo se entrevistaron en casa de éste, lo que causó indignación en el pps, donde dicen que “eso no debe publicarse pues puede traer consecuencias al país” (dfs. 11-2-66, h 132, l 17).
El 2 de agosto de 1968, en un mitin en Ciudad Universitaria (cu), Alejandro Valle acusaba a lea y otros de ser los causantes de los motines estudiantiles, por sus planes de alcanzar la presidencia de la República. Un orador dijo que Barros Sierra y Martínez Manatou forman la mancuerna contra el equipo Echeverría-Corona del Rosal en sus miras a la sucesión presidencial. (dfs 11-4-68, h 116F l 26).
El acervo de la dfs contiene también un memorándum donde se dice que el movimiento estudiantil era encabezado secretamente por el Dr. Emilio Martínez Manatou, para tratar de “quemar” a Echeverría para presidente de la República. (dfs 10-26-68 h 238, l 10).
La secuencia de tarjetas sobre Echeverría salta del 27 de agosto al 20 de octubre de 1968. El 25 de septiembre de 1969, la dfs informaba que el 15 de agosto de ese año, en una reunión de trotskistas y de estudiantes de la Facultad de Economía, se dijo que “de salir electo Martínez Manatou, lo que desgraciadamente no será, este licenciado (Echeverría) si no tendrá que salir del país, sí tendrá que abandonar los puestos que ocupan” (dfs 11-4-69, h 18, l 93).
Nada mencionan sobre el movimiento estudiantil las tarjetas personales de la dfs sobre Melchor Sánchez Jiménez (exp. 100-2-1-965 h-148 l-14), quien en esa época era secretario particular de Luis Echeverría. De hecho, las pocas referencias sobre su persona saltan del 25 de septiembre de 1967 al 27 de diciembre de 1971, cuando recibió informes de que ciertos barcos en Acapulco introducían armas para venderlas presuntamente a Genaro Vázquez (dfs 100-10-16-2-71 h 390, l-4).

4 Como sucede con otros altos mandos militares, como el general Luis Gutiérrez Oropeza, quien era jefe del Estado Mayor Presidencial, las tarjetas personales del entonces secretario de la Defensa, Marcelino García Barragán, omiten información significativa sobre lo que sucedió el 2 de octubre y en vísperas de ese día.
En el caso de Oropeza (dfs 10-64-72 h 348,l 2), hay sólo 5 tarjetas que contienen datos generales, información de 1966 sobre actos políticos, y datos aislados de 1970, 71 y 73, de ellos el más interesante es de noviembre de 1971 (dfs 10-64-71 h 322, l 2) donde se afirma que “el 19 de abril se hizo un recorrido de vigilancia en el domicilio de este elemento sin encontrar nada sospechoso”.
Tocante a Marcelino García Barragán, su secuencia de tarjetas se interrumpe del 16 de agosto de 1968 al 29 de octubre de ese año.
El 21 de noviembre de 1968, la dfs mencionaba que el coronel Antonio Salazar escribió un volante titulado Breve Biografía del Mariscal Cimarrón, donde se critica toda la trayectoria de Marcelino (dfs.11-4-68; h 141 l 57). El 22 de mayo de 1969, un volante del movimiento
popular 2 de octubre criticaba al general por haber recibido “recientemente” a 2 generales estadounidenses y a un grupo de oficiales especializados en la guerra irregular, enviados por el Pentágono (dfs 11-4-69 h 300 l 77).
Posteriormente, en junio de 1970, la dfs tendría conocimiento de que el ministro de defensa de Guatemala, general Doroteo Reyes, se hospedaba en la casa de Marcelino (dfs 76-3-970; h 395 l 1). El 15 de septiembre de 1971, en una conferencia de prensa en la Facultad de Ciencias de la unam, varios oradores dijeron que el gobierno debería resolver el caso de Héctor Jaramillo Chávez, estudiante de la Escuela Superior de Ingeniería y Arquitectura (esia), del cual se desconocía el paradero y a quien se acusaba de querer asesinar a Marcelino García Barragán (dfs. 11-4-71 h 216 l 146).
El 21 de junio de 1972, el Ala Campesina del Comando Rebelde del Pueblo, amenazaba, en un volante, con ajusticiar a varios funcionarios, entre ellos el mencionado militar (dfs. 11-4-72; h 231 l 181). A su vez, los antecedentes que mencionan las tarjetas acerca de la actitud de García Barragán hacia los movimientos estudiantiles son elocuentes. El 30 de enero de 1968, Arturo Martínez Nateras, de la Confederación Nacional de Estudiantes Democráticos(cned), dijo que el día anterior había hablado con Marcelino Garcia Barragán, a quien pidió garantías para la marcha estudiantil por la ruta de la libertad, a lo cual Marcelino le dijo que las tendrían, pero que sabía del repudio que existía en los poblados de Guanajuato y Michoacán, por lo que “si hay incidentes tendría que intervenir imparcialmente para evitar la violencia” (dfs. 11-142-68 h 165 l 5).
Aunque es claro que la dfs fue discreta en cuanto a las responsabilidades de Marcelino en la represión, no fue menos acuciosa para indagar los aspectos más escabrosos de su trayectoria personal. Así, el 30 de enero de 1978 (dfs 21-577-78 h 1, l 1), se tiene conocimiento, por medio del señor José Murillo Rodíguez, que el joven Salvador Rangel Barragán tenía intenciones de asesinar al general García Barragán (por lo que) se procedió a “tener una entrevista amigable para corroborar la veracidad de lo dicho por el informante”, plática que tuvo “resultados positivos” por lo que se procedió a detener al joven, a quien se interrogó.
Nació el 18 de marzo de 1959, y en una de las conversaciones que tuvo con su padre, éste le comentó que el general García Barragán era su enemigo y que éste fue el que lo mandó detener, “aumentándose la enemistad debido a que el general abusó de su primera esposa, diciéndole también que temía que lo mataran porque en el penal la situación estaba muy complicada y habría amenazas en el sentido de que sus días estaban contados, que si lo mataban la culpa era del general García Barragán, por lo que les pedía él a sus hermanos que vengaran su muerte, que el 19 de septiembre de 1977, fue asesinado su padre dentro del penal, y fue sepultado el día 21, por lo que decidió quedarse para siempre en Guadalajara. Pidió su ingreso en la Escuela de Policía Estatal donde fue admitido. Visitó a su madrastra María Luisa Carranza Mendoza frecuentemente porque la directora de la prisión de Oblatos le permitía hacer “mandados” a las reclusas.
En una de esas entrevistas, su madrastra le dijo haber visto un recibo por un millón de pesos, firmado por el licenciado José López Portillo, en el cual se especificaba que dicha cantidad era “en compensación” por la muerte de algunos reclusos del penal, incluyendo a su propio padre, lo cual le infundió “sentimientos de venganza a tal grado que con algunas personas comentó su intención de asesinar al general García Barragán y a Francisco Pérez Tamayo, hermano de Rodolfo Pérez Tamayo, a quien identificaba como “uno de los ejecutadores de su padre”.
“Investigada en forma muy sutil, la señora María Luisa Carranza Mendoza manifestó que después de los hechos sangrientos registrados en el penal solicitó una entrevista con el director del mismo, señor Pedro Parra Zenteno, para reclamarle el hecho de que a pesar de un amparo interpuesto a su marido no se le brindó la protección necesaria”.

5 agn: sedena, Vol. 7, Exp. 18,l 8, Fs. 1-8.

6 El 21 de mayo de 1965, el local del Instituto Mexicano Ruso de Relaciones Culturales, situado en Reforma 128, sufrió un bombazo, lo mismo que el periódico El Día, dos meses después, el 8 de julio de 1965. Los atentados fueron obra del cubano Henry Aguëros Garcés, proveniente de Estados Unidos, con granadas del ejército estadounidense, y con la complicidad del mexicano Daniel Ituarte Reynad, militante del muro y miembro del pan, en ese tiempo, y que 30 años después, en 1995, se convertiría en alcalde de Zapopan por ese partido (Vid Edgar González Ruiz El muro. Memorias y Testimonios, buap, Puebla, 2003).

7 El 27 de julio de 1968, el periódico La Prensa (p. 4) citaba a France Press y Associated Press para informar que la “oficina nacional del turismo mexicano” había sufrido un bombazo reivindicado por anticastristas que dejaron una nota con la leyenda “poder cubano”, donde se criticaba a las naciones que comerciaban con Cuba.
Días antes, el 17 de julio, La Prensa había informado, en su primera plana, que los “gusanos” habían tratado de hacer estallar una bomba de fabricación casera frente al consulado mexicano en Newark, New Jersey.
Asimismo, el 19 de julio, las oficinas de Air France y de las dos agencias mexicanas de turismo fueron dañadas por tres bombazos, respectivamente, reivindicados por grupos anticastristas que dejaron la divisa “Unite Cuban Power” (La Prensa, 19 de julio de 1968).

8 Nacido en Tampico, y fallecido en el df (1898 a 1974), Capistrán Garza fue licenciado en Derecho por la Universidad Nacional, cofundador y presidente de la Asociación Católica Juvenil de México (acjm), dirigente de la Liga Nacional de Defensa de la Libertad Religiosa y uno de los jefes de las fuerzas armadas cristeras en la guerra de 1926 a 1929. En 1950 dijo, recapitulando sobre su pasado activismo politico: “Nos desayunamos con Porfirio; comimos con Huerta; pero la revolución nos negó la merienda y hubimos de acostarnos en la hamaca incómoda de una reacción inútil, estéril y bravucona. ¿Con qué derecho exigimos a los revolucionarios que olviden nuestro Te Deum, a Huerta, nuestras traiciones y otras cosas más, si nosotros sabemos mantener nuestros rencores ancestrales?” (Musacchio, Humberto. Milenios de México, Hoja editorial, México, 1999. vol. 1, p. 469). A principios de los 60, Capistrán Garza fungía como presidente y gerente general de Atisbos, cuyo vicepresidente era René Capistrán Garza Jr. y su secretario Luis Vega y Monroy.
En los 60, el discurso de Capistrán Garza era de apoyo incondicional a gdo y a grupos ultraderechistas como el muro, a la vez que de un anticomunismo furibundo y cotidiano.

9 Alfonso Taracena, en su Verdadera Historia de la Revolución Mexicana (Tomo iii, 1915 a 17, Porrúa, México, 1992), registró que el 27 de agosto de 1917, “Procedente de la ciudad de México arribó a Guanajuato, Guanajuato, el periodista René Capistrán Garza, a hacer propaganda contra la nueva Constitución, secundando la labor de los prelados expatriados que piden se reforme. Cooperan con Capistrán los sacerdotes Matías Alvarez y Leocadio Lara” (p. 395).
10 El empresario católico y panista, Juan Sánchez Navarro (1913-2006), llegó a ser condecorado por el gobierno de Franco y siendo adolescente sirvió como mensajero de los cristeros. En los días anteriores a la matanza de Tlaltelolco, se mantuvo cercano a Díaz Ordaz, a quien entregó un panfleto con la versión de que había "dinero ruso" detrás del movimiento estudiantil. (Vid. Alicia Ortiz Rivera, Juan Sánchez Navarro, Grijalbo, México, 2005). Durante el sexenio de Salinas de Gortari, apoyó la posición de la jerarquía católica sobre la reforma de los artículos 3° y 130.

8 Nacido en Tampico, y fallecido en el df (1898 a 1974), Capistrán Garza fue licenciado en Derecho por la Universidad Nacional, cofundador y presidente de la Asociación Católica Juvenil de México (acjm), dirigente de la Liga Nacional de Defensa de la Libertad Religiosa y uno de los jefes de las fuerzas armadas cristeras en la guerra de 1926 a 1929. En 1950 dijo, recapitulando sobre su pasado activismo politico: “Nos desayunamos con Porfirio; comimos con Huerta; pero la revolución nos negó la merienda y hubimos de acostarnos en la hamaca incómoda de una reacción inútil, estéril y bravucona. ¿Con qué derecho exigimos a los revolucionarios que olviden nuestro Te Deum, a Huerta, nuestras traiciones y otras cosas más, si nosotros sabemos mantener nuestros rencores ancestrales?” (Musacchio, Humberto. Milenios de México, Hoja editorial, México, 1999. vol. 1, p. 469). A principios de los 60, Capistrán Garza fungía como presidente y gerente general de Atisbos, cuyo vicepresidente era René Capistrán Garza Jr. y su secretario Luis Vega y Monroy.
En los 60, el discurso de Capistrán Garza era de apoyo incondicional a gdo y a grupos ultraderechistas como el muro, a la vez que de un anticomunismo furibundo y cotidiano.

9 Alfonso Taracena, en su Verdadera Historia de la Revolución Mexicana (Tomo iii, 1915 a 17, Porrúa, México, 1992), registró que el 27 de agosto de 1917, “Procedente de la ciudad de México arribó a Guanajuato, Guanajuato, el periodista René Capistrán Garza, a hacer propaganda contra la nueva Constitución, secundando la labor de los prelados expatriados que piden se reforme. Cooperan con Capistrán los sacerdotes Matías Alvarez y Leocadio Lara” (p. 395).

10 El empresario católico y panista, Juan Sánchez Navarro (1913-2006), llegó a ser condecorado por el gobierno de Franco y siendo adolescente sirvió como mensajero de los cristeros. En los días anteriores a la matanza de Tlaltelolco, se mantuvo cercano a Díaz Ordaz, a quien entregó un panfleto con la versión de que había "dinero ruso" detrás del movimiento estudiantil. (Vid. Alicia Ortiz Rivera, Juan Sánchez Navarro, Grijalbo, México, 2005). Durante el sexenio de Salinas de Gortari, apoyó la posición de la jerarquía católica sobre la reforma de los artículos 3° y 130.

11 Así, el 24 de junio de 1966, el cardenal José Garibi Rivera emitió a sus sacerdotes una circular para que recibieran “con esplendor” a Díaz Ordaz en su visita a la entidad, el 29 de ese mes (exped 11-61-66, h 117, l1). Significativamente, al inicio del movimiento, lo mismo que el crucial 2 de octubre, gdo estaba de gira en Jalisco, donde se sentía a gusto por el clima derechista y clerical que tiene arraigo en esa entidad.

12 Algunas pintas que aparecieron en la ciudad, en diversas coyunturas posteriores al movimiento, evidenciaban el nivel de los conflictos que existían y habían existido dentro del gobierno. El 13 de agosto de 1971, se afirma que el día anterior, en la Normal Superior se había fijado un periódico mural en el que se atacaba “duramente” al expresidente, diciendo que “se consagró como maniático sexual y drogadicto”
(dfs 11-4-71, h 236, l 141). El 12 de abril de 1977, con motivo del nombramiento de gdo como embajador en España, aparecieron pintas en la colonia Anáhuac donde se clamaba: “España, no aceptes a un asesino”, “Díaz Ordaz asesino 1968 poco hombre, adiós puto”, “Prepárate jlp, hazlo o te lleva la chingada”, “1968, gloria” y “España: no asesinos” .
La policía política se ocupó extensamente de los apetitos presidenciales de personajes como Alfonso Corona del Rosal, quien era regente de la ciudad de México en 1968. Un año después de la noche de Tlatelolco, es decir, el 2 de octubre de 1969, en San Luis Potosí, varios sindicatos estaban recibiendo un folleto de 36 páginas titulado Historia y Causas de la Revolución Mexicana, como material propagandístico para la precampaña presidencial de Corona del Rosal (dfs. 100-22-1-69, h 266, l 13).
El 27 de noviembre de 1968, estudiantes de la Escuela Superior de Economía (ese), el ipn acusaron en mítines relámpago a Corona del Rosal de ser “el director intelectual de todo el movimiento al que estaba obstaculizando toda posibilidad de solución para presionar a los diferentes sectores del país y demostrar que él es el elegido de los dioses para gobernar el país el próximo sexenio” (dfs. 11-4-968, h 19, l 59). El 30 de noviembre de 1968 (dfs 100-51-1-68 h 395 l 25), Federico Morales, estudiante de segundo año de la preparatoria federal diurna de Ciudad Juárez, fue golpeado por sus compañeros cuando los provocó “gritando que reanudaran las clases y que él era subsidiado por el general y licenciado Corona del Rosal”. El 28 de marzo de 1969 (dfs 11-4-69, h 286, l 72) un estudiante de la Preparatoria Popular dijo que Sergio Romero Ramírez les prometió que “si participaban de común acuerdo”, Corona del Rosal estaba dispuesto a darles un millón de pesos y un local para la preparatoria.(dfs 11-4-69 h 286 l 72).
Corona del Rosal se entrevistó con varios personajes destacados del medio académico a quienes prometió diferentes tipos de apoyo. Por ejemplo (dfs 63-1-70 h 165 l 68), el 4 de septiembre de 1970, Mario Monteforte Toledo declaró en una asamblea de profesores que se había entrevistado con Corona “con buenos resultados”, pues el funcionario les prometía ayudarlos para la fundación de una colonia universitaria.
El 7 de julio de 1971, Oscar Armando Campero Hernández, quien fue detenido acusado de robo por Héctor Alcázar Martínez, manifestó en la 5ª delegación que Alcazar le había indicado que era el representante legal del general Corona del Rosal y del exregente Alfonso Martínez Domínguez, y que le había encomendado dirigiera el grupo de los halcones (dfs. 60-0-71, h 39 l 21).
Durante 68, Oscar Campero fue líder de los estudiantes de Trabajo Social. Era cercano a Espíridón Payán Gallardo.El 6 de julio de 1968, la dfs describía (dfs. 63-1-68, h 167, l-58) a Campero como “elemento sin ideología y al parecer participante en diferentes grupos, sin medio de vida reconocido y afecto al desorden y a obtener beneficios económicos a través de la presión moral y el chantaje”. En agosto de 1973, Campero era jefe del departamento de Acción Social, en el Instituto Nacional de Juventud (injuve), puesto al que tuvo que renunciar por una “serie de actos de agitación” que se habían venido suscitando desde febrero de ese año (dfs. 60-0-71, h39, l 2).
El 11 de febrero de 1974, ante lea, se presentó una denuncia de que Corona y Alfonso Martínez Domínguez trataban de llevar a cabo un golpe de estado contra el gobierno (dfs 10-130-74; h 191, l2).

13 La dfs constantemente tenía en la mira a los representantes de dichos países y buscaba evidencias de su acción subversiva entre los estudiantes. Por ejemplo, a fines de julio del 68, es decir, iniciado ya el movimiento estudiantil, la dfs ( 11-4-68, l 26, h 107) reportaba las actividades de diplomáticos extranjeros que han estado “en frecuente contacto” con estudiantes de México, “durante y después de los disturbios”.
Se refería concretamente a Lino Salazar Chía, cónsul cubano en Veracruz, así como a Abelardo Curbelo Padrón, primer secretario de la embajada cubana en el df, “quien el 26 de julio se dirigió a los estudiantes en el Instituto Cultural José Martí, en Veracruz, con las siguientes declaraciones: “un buen revolucionario, no es un buen revolucionario, hasta que no tome las armas en contra del gobierno (se posee una grabación de su discurso, hecha clandestinamente)”.
Mencionaba también a Yoygeny Nikoleyivich Gorlitsyn, agregado cultural de la embajada soviética, y a dos estudiantes que fueron observados “en activo contacto con oficiales al servicio de inteligencia de la embajada soviética en el df, durante la última semana del mes de julio”.
La propaganda anticomunista llegó a extremos delirantes que la acercan a las recientes campañas de la derecha contra el llamado “populismo”. Tanto en los discursos de los funcionarios como en los periódicos se acusaba cotidianamente a los “comunistas” y en especial a los “agitadores extranjeros”, e incluso al Partido Comunista Mexicano, así como a intelectuales y académicos considerados de izquierda.

14 Algunos periódicos publicaron la foto de la agraciada americana, del 28 al 30 de julio de 1968, al igual que las de otros extranjeros “indeseables”.

15 El 29 de julio, La Prensa, publicaba en su primera plana una fotografía de la “propaganda subversiva” decomisada en el local del Partido Comunista, que “sin duda será una prueba irrefutable de que los agitadores, consignados ya al Juzgado Primero de Distrito en Materia Penal, desde hace tiempo vienen realizando labor subversiva dentro del país”.
En la página 3, otra fotografía con las portadas de libros políticos y académicos, algunos de ellos impresos en la urss, y la leyenda “Abundante literatura comunista fue encontrada por la policía en el interior de la casa número 186 de las calles de Mérida, sede del partido comunista, y en donde agitadores profesionales han estado fraguando crear un clima de violencia e intranquilidad en México. Esa literatura estaba destinada a los núcleos estudiantiles en donde los comunistas hacen su labor” (p. 3).

16 El 31 de julio, la primera plana de La Prensa, publicaba una foto de adolescentes y jóvenes detenidos por los soldados, con la leyenda “Niños de secundaria y jóvenes, muchos de ellos ajenos al estudiantado, en el momento de ser colocados contra la pared, con las manos en alto por elementos del ejército...”.
El día anterior, en su contraportada, La Prensa, había publicado la foto de un niño detenido por un agente vestido de civil, con el pie: “Había hasta niños. Víctimas de agitadores irresponsables, algunos niños, como el de la foto, de sólo 11 años de edad, fueron capturados por la policía en los motines estudiantiles...”.
En la página 2 y 37, se incluía extensa información sobre el “apoyo de jóvenes a gdo” durante su visita a Jalisco, donde, según esa nota, “miles de voces se escuchaban con vítores para él, y en pancartas y mantas desplegadas por jóvenes estudiantes principalmente, había leyendas de absoluto respaldo a su régimen”.

17 Para lo cual, el 4 de febrero de 1969, el general Félix Galván López, pidió sus expedientes al coronel Ernesto Gómez Tagle, quien de acuerdo con algunas versiones estuvo al mando de la Operación Galena, que contaba con el Batallón Olimpia como fuerza de reserva.
En 1993, Paco Ignacio Taibo ii, al resumir las conclusiones de la Comisión de la Verdad, señaló que el Batallón Olimpia había sido integrado en febrero de 1968 con la misión de custodiar las instalaciones y ejercer servicios de orden en las futuras Olimpiadas, “dependía directamente en la línea de mando del Estado Mayor Presidencial y, por lo tanto, de la Presidencia de la República. Había sido formado tomando tropa de batallones de todo el país y tenía un número de suboficiales más alto de lo normal….”, además, “…el 2 de octubre había sido reforzado por dos secciones de caballería del 18 y el 19 regimiento”.
Para el dos de octubre, “Sus órdenes eran asistir al acto vestidos de civil y con un guante blanco en la mano izquierda como identificación.
Esa misma orden recibieron los judiciales federales 24 horas antes. La orden incluía la prohibición de portar identificación o documentos personales y no se precisaba si los miembros del batallón deberían llevar un guante o un pañuelo enrollado en la mano izquierda”.
El Batallón Olimpia debería bloquear el edificio Chihuahua, detener a los miembros del Consejo Nacional de Huelga (cnh), tomar el segundo y tercer piso y disparar sobre la multitud.
Prosigue: “En las investigaciones de la Comisión de la Verdad apareció frecuentemente otro nombre, el del mayor Cuauhtémoc Cárdenas, posiblemente mayor de la policía, cuya misión era coordinar militares del Batallón Olimpia y judiciales”.
En realidad, se trataba del comandante Cuauhtémoc Cárdenas Ramírez, quien a partir de agosto de 1966 fue jefe del 4º. Grupo de la Policía Judicial del DF. Antes, el 16 de diciembre de 1964, había tomado posesión como jefe de grupo de la Policía Judicial del df (dfs, 52-5-66, h 127, l 6). En 1955 era agente de la dfs, comisionado en Guadalajara (100-12-1-55, h 26, l 1).

18 La frase resume la salvaje agresión que sufrió el pueblo en manos del ejército. Hubo casos como el de una sirvienta muerta el dos de octubre, de un tiro en la cabeza, en ausencia de su patrona, en un departamento de Tlatelolco (La Prensa, 4 de octubre de 1968); Luis Acosta, vecino del edificio Chihuahua, huyó de la ciudad luego de que su hija, de 8 meses, se intoxicó gravemente por los gases lacrimógenos ese mismo día (Ibid); en la lista de víctimas se incluyó también a la señora Agustina Matus de Campos, de 60 años, lesionada con herida de “arma punzocortante en la línea espinal”. (El Día, 4 de octubre,de 1948, p. 3); en esa edición de El Día, se publicó la fotografía de un grupo de soldados que arremeten a bayoneta calada contra vecinos de Tlatelolco al costado del templo; uno de los hechos más traumáticos de la represión fueron los asesinatos a bayonetazos, pues en algunos casos los familiares de la víctima tuvieron que presenciar impotentes el cruel espectáculo.
La matanza de Taltelolco no respetó influencias ni posiciones sociales, como ilustra el hecho de que uno de los muertos fue Jaime Pintado Gil, sobrino político del político priista Carlos Madrazo Becerra, a quien por cierto algunos políticos y círculos oficialistas mencionaban como promotor del movimiento estudiantil. Padre de Roberto Madrazo Pintado, Carlos Madrazo murió en un accidente aéreo ocurrido en Monterrey el 4 de junio de 1969, hecho que siempre ha despertado suspicacias, pues en ese tiempo Madrazo presentaba la imagen de un crítico del sistema.
La dfs seguía cotidianamente las actividades de Madrazo, en cuyas tarjetas personales mencionaba nexos suyos con el movimiento estudiantil de abril de 1968 en Villahermosa, donde se llegó a pedir la desaparición de poderes en la entidad.
Se informaba también de las relaciones que cultivaba en el extranjero, como en Estados Unidos, con Robert Kennedy.
Según la dfs, Madrazo pretendía formar un frente amplio para apoyar sus pretensiones políticas. El 8 de junio de 1968, circulaba en cu (dfs 63-1-68, H 122, L 58) una carta firmada por Madrazo donde planteaba la formación de un frente nacional para luchar “desde dentro de las organizaciones ya constituídas o con un nuevo partido político”.
El 13 de junio del 1968, Madrazo se dirigía a Etzael García, del servicio político de información confidencial, para invitarlo a desayunar (dfs 21-115-68, h 249, l 4), porque “tengo muchas cosas que comentar con Usted”.
El 25 de junio de 1968, en Matamoros, Tamps., entrevistado por la radio local, Madrazo se expresó “en forma resentida” contra el gobierno federal, diciendo que desde la ciudad de México era seguido por agentes policíacos y exhortó a la juventud a luchar por lograr sus “ideales”.
El 2 de julio de 1968 (dfs 100-28-1-68, h 379, l 15), en el velorio de Fernando Teissier Flores, Madrazo sostuvo pláticas con diversos políticos lanzándose contra las policías “ilegales” en México.
El 8 de julio de 1968, la dfs reportaba que Madrazo exhortaba a sus seguidores a la formación de un frente o partido (dfs 21-115-68, h274, l 4) y en especial quería saber nombres de líderes estudiantiles, por ejemplo, en Baja California.
El 18 de julio de 1968, Madrazo declara: “me tienen censurado el teléfono, la correspondencia y todos los medios de comunicación, ya que cuando algún amigo o simplemente un ciudadano me expresa simpatía es amenazado inmediatamente para que desista de su propósito y esta situación se debe a que se tiene la firme creencia de que estoy fomentando una revuelta o un levantamiento, cosa inexacta…” (dfs 21-115-68, h 285, l 4).
Dijo también que “las policías deberían tener mejor preparación para prestar la debida atención a un peligro latente, a un volcán en erupción, a una conflagración que se encuentra debidamente prepara da y con un plan perfectamente elaborado y además con ilimitado apoyo económico y esto lo está demostrando la gran actividad desarrollada por el pan…” (dfs. 21-115-68 h 285,l4).
Advertía que de no unirse los socialistas y progresistas, la ultraderecha los obligaría a hacerlo, pero “a base de palos y golpes” y para entonces, “será necesario luchar, pero una lucha con las armas en la mano” (dfs. 21-115-68, h 285, l 4).
Al día siguiente, 19 de julio, la dfs reportaba la versión de que Guillermo González había tenido reuniones para formar un partido político estudiantil nacional y luego solicitar asesoría a Carlos Madrazo. (dfs. 63-1-68, h 187, l 59).
El 26 de julio, en las oficinas de Madrazo, se reunían delegados de varias entidades previamente a la formación de un nuevo partido político (dfs. 21-115-68, h 98, l 4).
Dos meses después, el 27 de septiembre, Madrazo informaba a sus seguidores que se había pospuesto la asamblea del partido político Patria Nueva, sobre lo cual Madrazo alegó que existían órdenes de aprehensión contra los delegados a dicho evento (exp. 48-75-968, h 18, l 1).
Madrazo pretendía organizar los comités regionales de dicho partido y reunir 200 o 300 mil personas en una manifestación en la ciudad de México, con antorchas encendidas en plena noche (exp. 48-75-968, h 18, l 1).
El 31 de octubre de 1968, Madrazo se refería a industriales de Monterrey, como Garza Sada, que “pretenden adueñarse del poder” y que cuentan con la elección de Nixon en Estados Unidos (exp. 21-115-68, h 112, l 5).
El 22 de octubre de 1968, un periódico de Holanda afirmaba que en la Haya esperaban a Madrazo para reunirse con Humberto Romero y Espinosa de los Monteros, al grupo que ha llegado y que “intentó” un golpe de estado contra el régimen del presidente Díaz Ordaz. Entre los que han llegado estaban el general Marco Antonio Díaz Infante, y varios profesores universitarios (exp. 11-4-68, h 163, l 51).

19 Como fue denunciado en su número 29, del 17 de enero de 1969, por la revista ¿Por qué?, que dirigía Mario Renato Menéndez Rodríguez. Es una de las publicaciones cuyas colecciones han sido mutiladas en las hemerotecas, para eliminar las referencias a la represión de 1968.

20 Fue nombrado el 6 de septiembre de 1961 como jefe de la policía preventiva uniformada del df, y el 28 de febrero de 1969 renunció a ese cargo.
En 1953, Cueto había sido comandante de la octava zona militar en Tampico. El 6 de junio de 1955 (dfs 32-1-955, H 261 L 21), la dfs reportaba: “se cree que dio la orden para que los campesinos Mauro Soto Bautista y Modesto Blanco fueran asesinados”. En agosto de 1958 reprime con sus tropas a ferrocarrileros huelguistas (dfs 100-26-1-958, h 100, l 3). El 28 de agosto de 1961 (dfs. 12-9-61, h 128, l-91) el expresidente de Cuba, Carlos Prio Socarrás, se dirigió a Los Pinos pues Luis Cueto le dijo que había logrado que fuera recibido por el presidente de la República (dfs. 12-9-61, h. 128, l-9). El 31 de agosto, Cueto se entrevistó con Prío Socarrás (dfs 12-9-61 h 136 l 9).

21 La Prensa, 27 de julio de 1968, p. 4

22 Eduardo Ferrer Mc Gregor (dfs 34-16-65 h 198, l 19), en mayo de 1966, había juzgado a varios trotskistas acusados de actos de sedición (dfs 11-81-66, h 156, l 2), a quienes les negó la libertad bajo fianza dfs 11-81-66, h 216, l 2). El 21 de junio de 1966 “Había facilitado a esta dfs cartas que le han sido enviadas del extranjero protestando por el proceso que se sigue a los trotskistas, especialmente al periodista Adolfo Gilly” (dfs 11-81-66, h 306, l 21). Entre los que por esa razón protestaron ante Ferrer estaba Bertrand Russell, por parte de la Fundación Mundial por la Paz (dfs. 11-81-66, h 155 l 3). En contraparte, el 11 de abril de 1967, Patrick Walhs, del departamento de inteligencia de Canadá, le pide información sobre el proceso a Gilly, a su vez que le ofrece información sobre comunistas canadienses que viven en México (dfs 11-81-67, h 180, l 5). El 18 de abril de 1969 dictó auto de formal prisión a Adolfo Gilly y otros trotskistas (dfs 11-81-69, h 130, l 6). El 18 de febrero de 1970, Ferrer dictaría auto de formal prisión a Mario Renato Menéndez Rodríguez, director de la revista ¿Por qué? (dfs 11-4-70, h 209, l 107).
Diez años después del movimiento estudiantil, el 28 de septiembre de 1978, Moisés Rodríguez de León dijo que tenía pruebas de que el director de la oficina jurídica de la Dirección General de Policía y Tránsito (dgpt), Eduardo Ferrer Mc Gregor, daba placas “por debajo del agua a personas que no pertenecen a ninguna agrupación…” (dfs. 45-7-78, h 88 l 7).

23 Entre los casos que han salido a colación se cuenta el de Ayax Segura Garrido, de quien afirma una de sus tarjetas de la dfs, fechada en 1971, que “este elemento colabora con el gobierno” (dfs 11-4-71 h 282, l 139). La afirmación o insinuación de que era espía del gobierno aparece en testimonios de otros dirigentes del movimiento, por ejemplo, el de Sócrates Amado Campos Lemus, quien en su libro 68. Tiempo de hablar (Aljure, México, 1998), dice que: “El mismo mes de octubre, salió de la cárcel un grupo de presos. Nos sorprendió mucho ver entre ellos a Anselmo Muñoz y nos sorprendió menos ver salir entre ellos a Ayax Segura, porque ya estábamos convencidos de que era un policía. A los pocos meses, Ayax trabajaba abiertamente con la Dirección Federal de Seguridad” (p. 174).
Sin embargo, Sócrates fue precisamente, para muchas personas, otro de los principales infiltrados en el movimiento. Como es bien sabido, Sócrates mencionó en sus confesiones como promotores del movimiento a Elena Garro, Carlos Madrazo, Víctor L. Urquidi, director del colmex, quien según esta versión le dio un cheque por 50 mil pesos a Roberta Avendaño Martínez, y mencionaba en suma a varias personalidades que en sendas cartas y declaraciones públicas se apresuraron a desmentirlo.
También mencionó a Braulio Maldonado, quien “estaba ayudando al movimiento por conducto de la casa del estudiante bajacaliforniano” y que sabía que el licenciado Humberto Romero también proporcionaba “dinero y material” a través de la Facultad de Ciencias, y añadió que Ángel Veraza, secretario particular de Madrazo, daba dinero al movimiento.
En relación con las declaraciones de Lemus y con rumores ampliamente extendidos en aquella época, cabe recordar que, según registró la dfs, en el expediente 11-4-68, el expresidente Lázaro Cárdenas hizo declaraciones el 6 de octubre de 1968 donde dice que al movimiento estudiantil lo manejaban extranjeros.
Por su parte, Roberto Escudero (Exped. 11-4-68), a contracorriente de los dirigentes y personajes notables que subrayaban el carácter pacifista del movimiento, señaló que “ya que en sus conferencias de prensa habían manifestado que el estudiantado no poseía armas y que jamás repelería una agresión a tiros, lo que es mentira, ya que los estudiantes sí tienen pistolas, metralletas y que las han usado cuando la ocasión lo ha requerido”.
En el movimiento, Sócrates, quien propiamente no era estudiante, y de quien testimonios recogidos por la dfs indican que participó en la guerrilla guatemalteca en 1966 (dfs 11-4-68, h 274, l 46), se había dado a conocer por sus actitudes extremistas, que incluían el proyecto de extender el movimiento estudiantil a sectores como los ferrocarrileros y los electricistas, donde se habían formado comités mixtos de lucha, como informó en el auditorio de la ese el 31 de agosto de 1968 (dfs 11-4-68; h 22; l 37).
El 7 de septiembre de 1968 calificaba a Corona del Rosal de “estúpido e imbécil” (dfs 11-4-968; h 104; l 38) por sus respuestas al pliego petitorio por medio de Miguel Lerdo de Tejada, oficial mayor del ddf.
El 11 de septiembre (dfs 1-68 H 9 L 399), en la Plaza del Carrillón, del ipn, en un mítin estudiantil, Sócrates dio lectura a una carta enviada por veteranos de la revolución que pedían la renuncia de gdo. Dijo que si en Río Blanco se había derramado sangre “nosotros la derramaremos una vez más”. Unos días después, el 27 de septiembre, en un mítin en la Plaza de las Tres Culturas, pregonaba que “la sangre derramada será lavada con sangre” (dfs 11-4-68. h 3; l 44).
El 26 de septiembre de 1968, la dfs informaba que Sócrates “dice en todas las asambleas del Consejo que tanto él como Guillermo González Guardado serán muertos en el presente movimiento pero continúa exhortándolos a mantenerse en el movimiento y a vengar la sangre de tantos caídos en el mismo” (dfs 11-4-68 h 269 l 42).
En 1969, Sócrates comentó en forma de broma, al subdirector del penal de Lecumberri, Bernardo Palacios Yánez, que “están reparando las celdas con el fin de instalar micrófonos” (dfs 11-4-69, h 20, l 69).
Señalaba la dfs que, “como se hacen con discreción trabajos técnicos al respecto, se ignora el por qué del comentario”, pero el 31 de marzo reportaba sobre las conversaciones grabadas entre Sócrates y Carlos Martín del Campo.
El 19 de junio de 1969, en declaraciones ministeriales, Lorenzo Cárdenas Barajas dijo que (dfs 28-82-969 h 14, l 1) el movimiento estudiantil se había planeado desde enero de 1968, fecha en que sostuvo una entrevista con Sócrates en Sanborns del Prado, donde Cárdenas les dijo que debería organizarse con un consejo visible y otro no visible, y considerar en los dos consejos la integración del sector obrero y del campesino.
El 24 de noviembre de 1969, la dfs reportaba las diferencias entre Rufino Perdomo Gallardo y Campos Lems, a quien acusaba de ser “agente del gobierno y de la cia” (exped.11-4-69, h 250, l 99).
El 24 de enero de 1970, se acercó a las autoridades del penal, a quienes hizo varias peticiones, ofreciéndoles a su vez apoyo político a la campaña de lea, así como “desenmascarar” a los “falsos líderes” como Rico Galán, Danzós Palomino, Heberto Castillo, etc., y “contraatacar al clero, principalmente al que representa Méndez Arceo” (dfs 53-1-970, h 61, l 21).
El 18 de junio de 1970, se reportaba que Sócrates “ha estado cooperando con esta dfs, ya que controla elementos radicales del ipn” (dfs 11-4-970, h 276, l 110).
Años después, el 29 de abril de 1978, en el Centro Nacional de Comunicación Social, se llevaría a cabo una conferencia de prensa donde se denunciaría a Sócrates como delator del movimiento de 1968 y de otros en naciones sudamericanas “en presumible contacto con la cia” (dfs 15-14-78, h 200,l 1).
Se denunció que en la huasteca hidalguense traicionaba a quienes le confiaban “los secretos de sus luchas”. Sin embargo, el 15 de agosto de 1978 (dfs 11-220-78, h 4, l 28) asistió al domicilio social del pcm donde sustentó una conferencia “del propio partido” donde aclaró el motivo por el que se realizara en Guerrero una “campaña de difamación” contra el Partido Comunista Mexicano (pcm).

Por su parte, Santiago Alfonso Torres Saavedra, El Johnny, era dirigente de pandilleros y porros en la zona de la Ciudadela, y la dfs lo tenia identificado como protegido de funcionarios del ipn como Héctor Mayagoitia Domínguez, secretario particular del director del ipn, y el ingeniero Alberto Camberos López, director de la Vocacional 2. En 1971, la dfs citaba comentarios que circulaban en medios estudiantiles, de que El Johnny había recibido 50 mil pesos de manos de Camberos para causar problemas al director de la Vocacional 5.
En la unam, Sergio Romero Ramírez, El Fish, era uno de los principales operadores de fuerzas porriles y grupos de choque alemanistas y derechistas, que en 1968 sumaron esfuerzos para oponerse al movimiento estudiantil. Contaba entre sus patrocinadores y protectores políticos a Alfonso Corona del Rosal, y al millonario yucateco Alfredo Medina Vidiella, quien apoyaba al muro y al Frente Cívico de Afirmación Revolucionaria con financiamientos que recababa entre empresarios, e incluso, en la embajada estadounidense (dfs, 11-4-71, h 120, l120).
El Fish trabajaba en la Subdirección de Relaciones Públicas del ddf, donde destinaba diferentes sumas para el apoyo a grupos porriles (por ejemplo, Adolfo Ramos Lemus, quien fue dirigente del muro y consejero universitario, recibió una suma mensual de noviembre de 1968 a mayo de 1970 (dfs 63-1-970, l 65 h 166).
El Fish trabajaba en el ddf para el teniente coronel Manuel Díaz Escobar, titular de la Dirección de Servicios Generales.
Personajes señalados como provocadores de la represión fue el entonces dirigente de la Federación Nacional de Estudiantes Técnicos (fnet), Rosario Cebreros Manjarrez, quien en un escrito fechado el 13 de febrero de 1969, y que se conserva en los archivos de la Dirección Federal de Seguridad, le daba a conocer al entonces presidente, a nombre de la fnet “…los motivos que tuvieron para no mantener contacto con el propio S. Presidente, explicando que estuvieron tratando de controlar el movimiento estudiantil” (dfs 63-3/2.69, l 2, h 226).

24 Vid Edgar González Ruiz Los Abascal, Grijalbo, México, 2002.

25 A tal grado celosa de la misma, que en vísperas del movimiento del ezln, iniciado el primero de enero de 1994, también en un año de elecciones, se difundió en los grandes medios una película brindada por la sedena donde se pretendía demostrar la acción de provocadores en los hechos del 2 de octubre, con lo que, evidentemente, el ejército quería anticiparse a nuevas críticas con motivo del inminente surgimiento de la guerrilla, que sería combatida por la milicia.

26 Tradición, México, 1992.

27 Salvador Abascal, La revolución mundial..., pp. 212-13.

28 Vid. Francisco Belgodere, Guadalajara. Historia y geografía, Ayuntamiento de Guadalajara, 2005, p. 192. Además, en el texto se repite la vieja mentira del gobierno de gdo, de que en vísperas de los Juegos Olímpicos, “Los acontecimientos del 2 de octubre de 1968 quisieron empañar, sin lograrlo, dichos juegos” (p. 189).. También en 2005, dicho ayuntamiento publicó las obras completas de Anacleto González Flores, ideólogo de los cristeros convertido en mártir de la Iglesia por el Vaticano, el editor de esa obra fue Belgodere.

29 La información que sobre él se encuentra en la dfs (63-1-962) dice que tenía domicilio en Chopo 186 A Sta. María La Ribera; Naranjo 245; 31 de julio de 1961. Los izquierdistas de la Facultad de Economía consideraron atentatorios los actos de Luis Felipe Coello, Guillermo Vélez, Antonio Narro y Antonio Dovalí, quienes formaron el grupo Mariano, con gente de los colegios C. Colón, Tepeyac y uia, para enfrentarse al grupo Linterna (dfs, 63-1-61, h 223, l 14); Agosto 1. Reporta la dfs que el día 29 fue detenido en la Facultad de Economía por los miembros de la comisión de orden, para evitar desórdenes (dfs, 63-1-961, h 223, l 14); 16 de agosto de 1961. (dfs 63-1-61, h 256, l 14). Él y Velez Pelayo, expulsados por las autoridades universitarias. “...fue expulsado en virtud de que el día 26 de julio este elemento quemó una fotografía de Castro Ruz, por lo que los estudiantes de izquierda, ente ellos Humberto Hiriart y otros simularon un pleito con este elemento y se llamaron atacados, tomando como base dicha acusación, las autoridades universitarias dictaron su expulsión”; 8 de septiembre de 1961. Eduardo Pascual apoya al rector Chávez en la expulsión de Coello. “Por su parte, Fernando Roque Villanueva organiza acto en el que Coello Macías dictará conferencia intitulada Infiltración Comunista en la unam, para da a conocer los motivos por los que él y Vélez Pelayo están suspendidos, por lo que Eduardo Pascual asegura que con su grupo tratará de disolver el acto (dfs 63-1-61, h 29, l 15).; 3 de noviembre de 1961. “El primero de noviembre en el Hotel Saxon efectuóse acto en honor de Ma. De los Angeles P. De Gómez Antía, del Comité de Amigos de Cuba, Libre Democrática, de Montevideo, por su labor anticastrista, este elemento exhortó a los presentes a luchar por la liberación de Cuba” (dfs 12-9-61, h 54, l 10); 9 de diciembre de 1961. El día 7 participó en acto conmemorativo de la muerte de Antonio Maceo, organizado por el Consejo Cubano (dfs, 12-9-61, h 150, l 10); 14 de diciembre de 1961. Inserción periodística del Comité General Pro defensa de la Libertad de Cátedra. (dfs, 63-1-61, h 33, l 16); 6 de abril de 1962. El muro forma parte del Centro Universitario Cultural, de Agustín Desobry (dfs, 63-1-62, l 17, h 35); 16 de abril de 1962. El muro está en íntima relación con el Movimiento Estudiantil Social Cristiano (dfs, 63-1-62, h 62, l 17); Mayo 12 de 1962. El muro organiza la conferencia El Espejo de Alemania (dfs, 63-1-62, h 108, l 17); Mayo 17 de 1962. El ingeniero Alfredo Medina Vidiella trata de controlar a los universitarios para lo que se vale de este elemento (dfs, 21-272, 62, h 26, l 1); Julio 17 de 1962. “Este elemento se ha dirigido al ingeniero Alfredo Medina Vidiella del Frente Cívico Mexicano de Afirmación Revolucionaria (fcmar) con objeto de informarle acerca de los movimientos políticos que llevan a cabo los grupos de derecha e izquierda en la unam: Le informó que cuenta con 16 delegados de las sociedades de alumnos faltándole solamente 13 que controlar. Le pidió la cantidad de 500 pesos para elaborar propaganda que será distribuida entre el estudiantado en las próximas elecciones de directivos de las sociedades de alumnos” (dfs, 63-1-62, h 90, l 18); Julio 27 de 1962. La dfs tenía conocimiento de que Felipe Coello organizaría una manifestación de protesta frente a la embajada cubana y Rusa (dfs 63-1-62, h 114, l 18); 20 de agosto de 1962. Los “elementos derechistas” encabezados por Coello preparan una (1-962, H 192, L 18); 4 de octubre de 1962. “Luis Felipe Coello Macías y Guillermo Vélez Pelayo reciben ayuda del fcmar a través de declaraciones que le presentan a Fernando Alcalá, funcionario del periódico Excélsior” (dfs, 63-1-62, h 3, l 19); 5 de octubre. “De quien se tiene conocimiento que ha estado efectuando reuniones en el Colegio México con estudiantes de ese plantel, egresados de escuelas particulares, que estudian en la universidad y alumnos de medicina, a fin de adoptar medidas tendientes a acelerar la propaganda en contra de elementos de filiación izquierdista” (dfs, 63-1-962, h 4, l 19); 6 de octubre de 1962. “Se tiene conocimiento que está relacionado con los pbros. Manuel S. Mayagoitia, Agustín de Sobri, y el ingeniero Alfredo Medina Vidiella” (dfs, 63-1-62, h 7, l 19); 8 de octubre de 1962. “Se sabe que el muro...apoya a Eduardo Jiménez, en sus pretensiones de ocupar la máxima dirección de la Federación Universitaria de Sociedades de Alumnos (fusa)”. (dfs, 63-1-62, h 9, l 19); 11 de octubre de 1962. Elementos de la acjm y del muro distribuyeron en cu, Colegio México, Instituto Patria, Cristóbal Colón y otros planteles, invitaciones a la misa del día 10 en la parroquia universitaria y a la peregrinación a la basílica del día 11, “para hacer votos porque en el concilio ecuménico de Roma se llegue a conclusiones positivas.
También se distribuye propaganda anticastrista” (dfs, 63-1-62, h 23, l 19); 7 de noviembre de 1962 (dfs, 63-1-62, h 119, l 19); El día 5 se reunieron Fernando Roque Villanueva, Jorge Maluly y Coello, quien dijo que izquierdistas encabezados por Jesús Ochoa Gutiérrez distribuirían volantes acusando a Roque Villanueva de recibir dinero de la embajada yanqui. Los reunidos acordaron tratar de evitar su circulación; Diciembre 3 de 1962. Coello y Vélez “manifestaron que continuarían reuniéndose con el ingeniero Alfredo Medina Vidiella, elemento que respalda a los grupos de derecha y con Melchor Ortega, del Frente Cívico Mexicano de Afirmación Revolucionaria con el fin de darle mayor fuerza al muro, por lo que Ortega se trasladará a Campeche, y Mérida, Yuc., en donde se constituirán comités del citado movimiento (dfs, 63-1-962, h 184, l 19); 23 de enero de 1963. El día 21, Coello y Vélez se reunieron con Agustín Desobry para informarle de las gestiones que llevan a cabo con el rector para reducir el horario de las clases de marxismo (dfs 63-1-63, h 241, l 19); 26 de enero de 63. “El 24 actual, en el Centro de Estudios Universitarios, se reunieron José Manuel Mayagoitia, Luis Felipe Coello Macías, Fernando Trujillo Mendoza y Fernando Martínez Salazar. Explicó Mayagoitia que es necesario organizar a todos los derechistas para lo cual hablará con Irma Escudero y Luis Romero, de la Conferencia del Episcopado Mexicano (cem)” (dfs, 63-1-63, h 244, l 19); Enero 31 de 1963. “El Movimiento Universitario de Renovadora Orientación que dirige este elemento …recibe órdenes y orientaciones sobre las actividades que efectúa el sector derechistas dentro de la unam por el Secretariado Social Mexicano” (dfs, 63-1-63, h 255, l 19); 2 de febrero de 1963. Él y Velez Pelayo, junto con Luis Romero, líder de la Confederación de Estudiantes Universitarios tratarán de entrevistarse con David y José Manuel Mayagoitia, para exponer la ejecución de un movimiento en contra del doctor Ignacio Chávez, del cual ya tiene conocimiento el licenciado Ramón Sánchez Medal, presidente de la Unión Nacional de Padres de Familia (unpf), el cual servía para protestar por la elevación de las cuotas que se cobran a los alumnos en los cursos de capacitación que se están impartiendo en la antigua facultad de ciencias químicas en Tacubaya” (dfs, 63-1-963, h 260, l 19); 21 de febrero de 1963. El General Nava Castillo citó a los principales dirigentes de los grupos estudiantiles en pugna, Coello se presentó acompañado de Manuel Muñoz Tagle, Alfredo Gómez Castellanos y Angel Solana (dfs, 100-19-1-963, h 205, l 5).
Noviembre 16 de 1963. “Líder estudiantil de filiación derechista en la unam conectado con el padre David Mayagoitia” (dfs, 63-1-63, h 224, l 23); 21 de enero de 1964. Identificado como uno de los “elementos” que están contra la adición de un año más al bachillerato (dfs, 63-1-964, h 36, l 24). 6 de marzo de 1964. “El día 4 actual por la mañana, en las oficinas de la Soc. de Alumnos de la Escuela de Ciencias Políticas de la cu, se efectuó una reunión de 15 miembros del muro, donde Coello exhortó a los presentes a luchar contra las “fuerzas oscurantistas y ocultas entre el estudiantado de la universidad”, dijo que la ley orgánica de la unam es un instrumento de la junta de gobierno a las órdenes del rector Chávez y criticó a éste y a García Terrés (dfs, 63-1-964, h 171, l 24). 19 de marzo de 1964. Su padre es el supervisor general de Telégafos de la sct, señor Luis Coello Esponda (dfs, 63-1-64, h 319, l 24); 19 de marzo de 1964. En la unam tiene el número de cuenta 6531. Nació en el df el 29 de julio de 1942. Su madre fue Laura Macías. Estudió la secundaria en el Benavente, de 1954 a 1956. La prepa en la misma escuela; el primer año en 1957 y el 5o en el colegio Cristóbal Colón del df. De 1958 a 1959, hizo su primer año de economía (dfs, 63-1-64, h 320, l 24). El 12 de marzo de 1964 fue detenido por la dfs: folio 321 y 322, con los objetos que se le recogieron. 14 de abril de 1966. De las 23 horas del día 6, a las 2 horas del siguiente, hubo asamblea en el auditorio de Derecho, donde Héctor Galindo dijo que “personas extra universitarias intervinieron en el movimiento y éste fracasó, es mentira que los entonces representantes de las preparatorias estuvieran en contacto personal con Jorge Siegrist o con Coello Macías...” (dfs, 63-1-66, h 51, l 36). 11 de junio de 1966. dfs 163-1-66, h 51, l 36. En 1965 Coello terminó su carrera y estuvo trabajando como investigador en el departamento de estudios económicos del Banco de México. “Los integrantes del muro pertenecen a la clase media, cuyos padres en ocasiones ocupan importantes puestos gubernamentales,” como es el caso de Coello Macías cuyo progenitor fue funcionario de la sct y del gobierno de Chiapas.
6 de febrero de 1976. Luis Pazos, coordinador del Instituto de Integración Iberoamericana, dijo que para iniciar sus actividades, habría conferencias donde estaba incluido Coello (dfs, 65-216-76, h 25,l 1). Sobre Pazos decía la dfs: “periodista identificado plenamente con los movimientos de derecha y está muy vinculado con el Grupo Industrial Monterrey” (dfs, 63-216-76, h 25, l 1).

30 Hay sólo cinco tarjetas sobre él en los archivos de la dfs, cuyo contenido es este:
dfs, 100-19-1-67, h 48, l 15.
Domicilio Calle 2 Sur, 2506, Puebla Pue.
5 Oriente 1503 Puebla, Pue.
Avenida Revolución 1545, Villa Obregón, df.
Dirigente de la Liga Universitaria Nacionalista
Jefe de las operaciones secretas del muro (15-3-70 h 125 l 10)
Domicilio en Puebla. Av. San Baltasar 1828, Col. San Manuel, Puebla, Puebla.
Teléfono en Puebla 45-07-92.
Antecedentes: 15-13-77 h 55, l 1.
dfs 100-19-1-67.
11 de mayo de 1961. “Jefatura un grupo de universitarios armados que están posesionados de la Universidad de Puebla. Es encargado de formar subcomités estudiantiles para hacer mayor presión ante el gobierno para solucionar los problemas de la universidad” (dfs, 100-19-1-61, h 264, l 2).
24 de febrero de 1967. “Éste elemento”, quien fuera señalado por el estudiante Restituto Gómez Díaz, como uno de los principales directores intelectuales de los actos de agitación en las afueras de la Iglesia denominada La Compañía, el 19 de enero pasado a las 20 horas, se pudo saber que estudió hasta la preparatoria en el Instituto Benavente, y en la actualidad estudia en la Facultad de Arquitectura de la Universidad Autónoma de Puebla (dfs, 100-19-1-67, h 48, l 15).
23 de junio de 1967. Jefe nacional de la Liga Universitaria Nacional
(lun) (15-3-67, h 69, l 9).
6 de julio de 1968. Fue señalado en Puebla, mediante una inserción
pagada en el Heraldo de México, el 20 de enero de 1967, que el muro lo dirige este elemento entre otros (dfs 63-1-68, h 180, l 58).
4 de abril de 1970. Subjefe nacional del Movimiento Teco, en 1962 y 1963 dirigió la expansión de éste grupo en el df y en Puebla, bajo el nombre de lun (dfs 15-11-70, h 1, l 1) y que después se llamó muro. “Como ambicionaba la jefatura nacional empezó a trabajar por su cuenta en Sonora y Chihuahua, al ser descubierto se le consideró como traidor, separándose el Movimiento Teco del muro, aunque sus fines son los mismos, dirigidos hacia el Movimiento Social Cristiano” (dfs, 15-11-70, h 1, l 1).
29 de agosto de 1975. En unión de ultraderechistas edita el periódico Legítima Defensa y se adjudican la organización y celebración de actos religiosos políticos de corte fascista (dfs 15-3-75, h 212, l 16).
22 de septiembre de 1975. “Se tiene conocimiento que esta persona no radica en Puebla, sino en el df y cuando viene a esta a realizar su labor de proselitismo, se hospeda en la casa de su hermano de nombre Marcelo de los mismos apellidos” (dfs 100-19-1-75 h 273, l 44).
Mayo 21 de 1977. “En 1961 encabezando a un grupo de estudiantes armados se posesionó de las instalaciones de la uap; señalándosele como uno de los encargados de formar subcomités estudiantiles, para presionar a las autoridades a la solución del conflicto que presentaba dicha casa de estudios; en 1967, siendo estudiante de la Facultad de Arquitectura de la uap figuraba como jefe de la lun. En 1970 fue subjefe nacional del movimiento Teco que en 1962 y 1963 dirigió la expansión de su agrupación en el df y en Puebla, Pue., bajo el nombre de Liga Universitaria Nacionalista y que más tarde se llamó muro” (dfs 15-3-77, h 56, l 1)

31 dfs 15-11-70, h 2, l1.

32 Vicepresidente y luego presidente del dep en 1968, René Meza Cabrera, quien en 1969 obtuvo su licenciatura en derecho por la buap, ha ocupado diferentes cargos en el gobierno estatal y en 2003 fue electo diputado federal por el pri, partido al que renunció en junio de 2006, por considerar que ya no cumplía con sus principios, y anunció que apoyaría la campaña presidencial de Andrés Manuel López Obrador (www.diputados-pri.org.mx/Documentos/Diputados/MezaCabrera/ CV-DipMezaCabrera.doc).

33 “Ángel Baquero Pardavé y el movimiento estudiantil 1968” Síntesis, 30 de septiembre de 2007. Para un relato y análisis de esos conflictos v.

34 Gómez Bonilla art. Cit.

35 dfs 100-19-68, h 89, l 18.

36 Edgar Gómez Bonilla art. Cit.

  »Gacetas 2008

| Comentarios y Sugerencias: df e-mail: tiempouniversitario@correo.buap.mx |

Tiempo Universitario es una publicación del Archivo Histórico Universitario de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla
Aparece quincenalmente. Esta publicación se puede adquirir en la Casa de la Memoria Universitaria,
Archivo Histórico Universitario, Avenida Reforma 531, Puebla, Puebla, Tel. (01 222)  2 32 74 79.
Se aceptan colaboraciones de investigación sobre la vida universitaria.

 

Ir a página principal

Copyright 1998 |©Tiempo Universitario | All rights reserved |
Director: Alfonso Yáñez Delgado
Gaceta Histórica de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla
México

gh